“Es un año diferente donde se pueden encontrar cosas positivas y negativas”

Gonzalo Guiñazú, entrenador de la 4ta división, dialogó acerca del trabajo en el contexto actual de aislamiento social preventivo y obligatorio que, en el marco de la actividad deportiva, modificó la naturaleza de los entrenamientos.

– ¿Cómo están afrontando este contexto atípico?
Tratamos de estar en contacto de forma remota, utilizando todos los recursos que están a nuestro alcance para mantener a los jugadores físicamente activos. Es difícil establecer un plan de trabajo de lo más acertado para estos días porque todavía no sabemos cuándo se retornará a la actividad normal, y no es lo mismo un plan de trabajo para 30 días que para 3 o 5 meses. Al parecer, ésta situación se extenderá por varios meses, y ésto lo tenemos en cuenta a la hora de establecer nuestro plan de entreno.

– Teniendo en cuenta que entrenar desde el hogar implica ciertas limitaciones ¿De qué forma se está trabajando actualmente y cómo sortean esas problemáticas?
Aprovechando todos los medios tecnológicos con los que contamos hoy. Nos podemos comunicar efectivamente con los jugadores y así transmitirles todos los objetivos y contenidos a trabajar, asistiéndolos mediante videos explicativos de los ejercicios físicos y coordinativos, y de análisis tácticos de videos de fútbol de equipos de élite.

Al no realizar los entrenos en el campo de juego e instalaciones apropiadas y, teniendo en cuenta el poco o muy poco espacio y elementos con los que los jugadores cuentan en sus hogares, procuro diseñar las sesiones de entrenamiento de manera que estimulen los metabolismos energéticos de la manera más similar a los requerimientos del juego de fútbol, con elementos básicos que se pueden encontrar en cualquier casa, y el uso del propio cuerpo.

En mi caso, con mi categoría, hasta el momento he decidido manejarme de la siguiente manera: le envío la sesión de entrenamiento diaria vía el grupo de WhatsApp del equipo. Las sesiones de entreno van de Lunes a Sábado y el Domingo libre. Les envío diariamente dos sesiones de entreno: una es para los jugadores que en sus hogares tienen una pelota, y la otra sesión es para los que no tienen una pelota, donde procuro reemplazar los ejercicios coordinativos con el balón por ejercicios coordinativos sin balón.

Cuando la sesión de entrenamiento implica un ejercicio nuevo o poco conocido, les envío un video con las explicaciones y demostraciones. Debido a que el envío de videos satura la memoria de los teléfonos celulares, añadí una cuenta de Instagram donde subo todos los videos, entonces los jugadores cuando tienen alguna duda con respecto a algún ejercicio pueden revisarlo cuando quieran.

– ¿Qué sentís que puede suceder más adelante? ¿Consideras que el retorno será problemático?
Como todavía no se sabe cuándo se podrá volver a la actividad regular es muy difícil anticiparme a lo que pueda sentir o suceder. En lo concerniente al fútbol en sí (el juego, los partidos, los entrenos) no lo considero problemático.
A nivel institucional, clubes, organización, es difícil predecir como será el retorno porque esto es algo sin precedentes, no hay casos similares recientes en el tiempo que nos haya dejado una experiencia donde apoyarse.

– Hay quienes sostienen que este es “un año perdido” ¿Cómo se trabaja a nivel psicológico para apuntalar a los deportistas?
Con respecto a lo de «año perdido» habría que analizar a qué aspectos se refieren y sus fundamentos… Si se refieren a lo económico, lo institucional, deportivo, afectivo. Creo que es un año diferente, donde se pueden encontrar cosas positivas y negativas. A nivel económico está claro que esta situación no representa ningún beneficio para la mayoría de la sociedad, como es el caso de los clubes y todos sus trabajadores. Con respecto a la falta de competencia (el no estar jugando) no es para un sólo club, no es que nosotros paramos un año de competencia y los demás clubes siguen jugando y sacan ventaja. Todos los clubes viven la misma situación.

Después para otros puede ser un año ganado o de aspectos positivos. Por ejemplo: los jugadores que estaban o están recuperándose de lesiones, los jugadores que sus familias viven en otras provincias y pasan mucho tiempo sin verse, y que debido al no haber una actividad formal fueron a pasar la cuarentena junto a sus familias. Uno de mis jugadores fue papá recientemente, y tiene mas tiempo para estar y ocuparse de su bebé. Otros chicos están aprovechando para estudiar más. Algunos jugadores al no tener que cumplir con un horario específico de entreno por la mañana (realizan los entrenos en los horarios que más les conviene) aprovechan para ir a trabajar, otros están ayudando a su familia a terminar de construir la casa.

Como entrenador aprovecho más tiempo para seguir estudiando y aprendiendo. En el club no contamos por el momento con profesionales del área de la psicología. De nuestra parte tratamos de estar en contacto frecuente con los jugadores, saber si necesitan algo, ayudarlos en lo que esté a nuestro alcance, motivarlos para que estén físicamente activos hasta el retorno a la actividad normal.

– ¿Hace cuánto trabajas en el club y cómo llegaste a él?
Comencé a trabajar a principio de este año 2020, y llegué al club a través del coordinador general de las divisiones inferiores.

– ¿Cómo te sentís trabajando en Ituzaingó?

Me siento muy cómodo trabajando con el proyecto actual del club.

Por Micaela Fanti.