“Todas las pibas de Ituzaingó produjeron un cambio enorme desde que empezaron”

Gonzalo Nicolás Soldi tiene 33 años, es el Ayudante de Campo y Preparador Físico del fútbol femenino de Ituzaingó, y es Profesor de Educación Física. Juan Cruz Viganó tiene 24 años, es el Preparador Físico principal del equipo y es estudiante universitario. Ambos son integrantes del Cuerpo Técnico que trabaja hace un año en el Verde y hablaron sobre estos cuatro meses de parate y analizaron lo hecho hasta el momento.

– La condición física es el aspecto más discutido en cuarentena, ¿Qué estrategias decidieron para trabajar con las chicas y por qué?

Gonzalo: “Sí, tal cual, es una realidad a la que hoy en día hay que adaptarse, y fuimos tomando diferentes estrategias. Primero enviando las rutinas y luego dando las clases por la plataforma Zoom”.

Juan Cruz: “Como bien vos decís, la condición física es fundamental, más en este momento en que todos estamos parados en casa sin hacer nada de actividad. Comenzamos enviando ejercicios por medio de WhatsApp, pensando que esto no iba a durar mucho tiempo. Luego decidimos pasar a un entrenamiento más en conjunto a través de Zoom. Por este medio podemos corregir a las chicas en los ejercicios para que los hagan de forma correcta y sobre todo tener un contacto más cercano”.

– Es una situación inédita en el mundo, ¿Tuvieron que informarse/consultar para decidir un plan de trabajo?

G: “Si bien nos informamos, pensamos un plan de trabajo desde un primer momento”.

JC: “Sí, tuvimos un debate con los demás clubes para poner en común estrategias a utilizar. Lo que más planteamos nosotros es ejercitarnos pero sin sobre esfuerzos”.

– ¿Con qué dificultades se encontraron para tratar de mantener el contacto con las jugadoras e incitar a que sigan ese trabajo?

G: “Nos encontramos con realidades distintas, por ejemplo que algunas no tengan la plataforma Zoom, o que no puedan por diferentes circunstancias”.

JC: “El problema principal es la condición económica de cada una, que capaz no le permite tener un celular o una buena conexión a internet para realizar el trabajo. Otro problema bastante común es el espacio con el que cuentan en sus casas. Pero siempre buscamos una solución para cada problema”.

– A pesar de que no sabemos cuándo se dará el regreso a los entrenamientos, ¿Cómo se los imaginan? ¿Habrá que tener un cuidado especial para evitar lesiones?

G: “Nos imaginamos volviendo de a poco, menor cantidad de jugadoras y con los protocolos, aunque también sabemos que la situación es complicada y quizás sigamos esperando. En cuanto a las lesiones, por eso mismo decidimos tratar de continuar con los entrenamientos físicos”.

JC: “El retorno yo creo que va a ser muy moderado, con mucho más cuidado y de a poco. Totalmente, las lesiones cumplen un papel muy importante, se ha visto que después de volver de un parate tan grande tienden a ocurrir más lesiones de las habituales”.

– ¿Qué balance hacen de la participación de Ituzaingó hasta la suspensión del torneo?

G: “Hago un balance totalmente positivo. Tras poco tiempo de trabajo con el grupo logramos hacer un torneo correcto”.

JC: “Hago un balance muy bueno. En comparación con muchos equipos del torneo, Ituzaingó empezó recién el año pasado a formarse, y es impresionante como con un equipo que no se conocía, logramos que llegue por encima de la mitad de la tabla, teniendo en cuenta la cantidad de buenos equipos que hay en la competencia. Es un trabajo muy grande que realizaron las jugadoras y el cuerpo técnico”.

– ¿Hay diferencias en la preparación física/táctica de las mujeres con los varones?

G: “En cuanto a la preparación física puede variar en lo mínimo, la realidad que de acá a unos años veo un fútbol femenino a la par del masculino”.

JC: “No existe una diferencia. También depende mucho de la otra persona cómo reciba el mensaje, además de cómo uno lo trasmita. Lo que si he notado, es que las mujeres tienden a superarse cada vez más. Al fin y al cabo, los ejercicios son casi los mismos para ambo sexos”.

– La actividad en la C sigue siendo amateur pero cada vez gana más terreno y visibilidad, ¿Cómo hacen para tratar de elevar el nivel a pesar de las dificultades?

G: “Sabemos que va a cambiar y se va a equiparar al fútbol femenino con el masculino. De esta manera tratar de mantener motivadas a las jugadoras”.

JC: “Con cada entrenamiento incitamos a las chicas a que se superen constantemente, todas las pibas de Ituzaingó produjeron un cambio enorme desde que empezaron hasta el día de hoy, es increíble lo que crecieron. Es cierto que la C no es igual a la A, pero eso a las chicas no les afecta, ellas dan todo en la cancha, en cada partido y en cada entrenamiento, buscan superarse constantemente y eso es lo que las hace diferente del resto. Yo creo que, con paciencia, enseñanza y sobre todo apoyo las pibas van a seguir superándose”.

– ¿Qué aprendieron personalmente con la experiencia en el Verde?

G: “Aprendimos que somos un equipo con jugadoras que tienen su ocupación, estudios, y que a la vez realizan un deporte en AFA que cada vez va a crecer más. Una familia que pese a las bajas que hoy podamos tener, siempre hay gente con ganas de seguir peleándola. En sí ,personalmente una experiencia única en fútbol 11”.

JC: “Aprendí muchas cosas, desde lo que es formar parte de un grupo de trabajo hermoso, hasta conocer a unas pibas maravillosas. Yo les enseño a ellas, pero yo de ellas aprendo un montón, y creo que lo que más me llevo es eso, que todos los días me enseñan algo nuevo, y a medida que ellas aprenden con nosotros, nosotros aprendemos con ellas”.

– ¿Qué futuro tiene Ituzaingó en el fútbol femenino?

G: “Pienso que hay un buen futuro teniendo en cuenta que cada vez hay más mujeres practicando este deporte, y hay que armar un gran equipo”.

JC: “El fútbol femenino en Ituzaingó tiene un gran futuro, por la calidad de jugadoras que tiene, y también por la calidad de gente que tienen atrás estas jugadoras. Vamos a llegar muy lejos, se habló mucho de lo que hicimos y hasta dónde llegamos con las pibas. Y yo en este equipo y en este cuerpo técnico confío ciegamente, en las buenas y en las malas”.